Beneficios de la equinoterapia en individuos con TEA

Noticias 10 de abril de 2019 Por brincar.org.ar
Aunque hubo una variabilidad considerable entre los estudios en términos de la muestra, características de intervención, resultados y herramientas de evaluación, así como la magnitud y dirección del tratamiento, el análisis combinado cualitativo y cuantitativo sugirió efectos inmediatos de la equinoterapia en habilidades conductuales en TEA.
TEA

Actualmente hay algunas pruebas limitadas apoyando la utilidad de esta terapia para mejorar la comunicación social y las habilidades perceptuo-motoras. Los efectos de las actividades asistidas por caballos en habilidades cognitivas y funcionales en individuos con autismo están actualmente mal investigados. Los estudios futuros deberían emplean diseños de estudio metodológicamente rigurosos con grandes tamaños de muestra para evaluar el papel de las terapias equinas en el tratamiento estándar de atención de individuos con TEA.

La equinoterapia implica actividades completadas en presencia de un caballo, tanto montadas en uno como actividades no montadas pero centradas en el equino, por ejemplo, relacionadas con el cuidado del caballo. Se trabajan el sistema sensorial, el neuromotor, y los sistemas cognitivos, con estrategias propuestas por terapeutas ocupacionales fisioterapeutas y terapeutas del lenguaje del lenguaje, aunque puede haber otro tipo de profesionales involucrados. El enfoque es usar el caballo y su movimiento como una herramienta para lograr objetivos terapéuticos como la mejora del equilibrio, las habilidades de procesamiento sensorial y la conducta. En una sesión típica hay también actividades equinas asistidas no montadas para promover bienestar físico, cognitivo, emocional y social.

En esta revisión, los autores evaluaron la calidad y cantidad de pruebas que apoyan la equinoterapia, como terapia complementaria para individuos con TEA. A pesar de que la mayoría de los estudios proporcionan una descripción adecuada de los procedimientos de estudio, incluida la configuración del estudio, personal involucrado, y actividades realizadas, solo aproximadamente una cuarta parte de los estudios evalúan realmente la fidelidad / integridad del tratamiento en las semanas de entrenamiento. Del mismo modo, solo 4 de los estudios evaluaron los beneficios a largo plazo o la generalización a corto plazo en individuos con TEA.

La equinoterapia, por su propia naturaleza, tiene el potencial de afectar múltiples subsistemas. La mayoría estudios evaluaron los efectos de las terapias equinas en múltiples habilidades en TEA, dando mayor importancia a los efectos sobre la comunicación social, el comportamiento y los resultados motores. Esta revisión sugiere efectos positivos consistentes y confiables de la equinoterapia en las habilidades de comportamiento en autismo.

TEA
Aunque está surgiendo evidencia prometedora similar con respecto a la utilidad de las terapias equinas para mejorar la comunicación social, habilidades sensoriales y perceptivo-motoras en TEA, hay pocos estudios de alta calidad en esta área y los resultados son algo conflictivos. Por lo tanto, el estado actual de evidencia sobre la equinoterapia no permite hacer ninguna afirmación con respecto a los efectos de esta terapia en las habilidades cognitivas, funcionales o calidad de vida de individuos con TEA.

En términos de tratamiento, esta revisión sugiere que, para obtener cambios apreciables de comportamiento en individuos con TEA, las intervenciones basadas en equinos deben ser al menos de 1 mes, aunque se ven mejoras más robustas solo si las actividades equinas se continúan por al menos 3 a 6 meses. Una mayor duración de la intervención proporciona al individuo tiempo suficiente para acostumbrarse al caballo, superar la ansiedad asociada con las actividades nuevas, y construir una relación con el caballo. Las intervenciones fueron principalmente provistas en la frecuencia de 1 sesión / semana (con pocos estudios que proporcionan 2 sesiones / semana) con cada sesión que van de 30 a 60 minutos en duración. Las actividades terapéuticas practicadas deberían enfocarse en la destreza de la equitación, las habilidades de conducción y los juegos y actividades grupales que se enfocan en abordar la comunicación, las habilidades sociales y perceptuo-motoras en TEA. Dada la novedad y la naturaleza dinámica de las actividades involucradas pueden necesitarse de 1 a 3 voluntarios capacitados para ayudar a los individuos con el montaje-desmontaje, a guiar y dirigir el caballo y también proporcionar pistas y pautas según sea necesario durante la sesión.

Considerando que los desafíos que enfrentan las personas con autismo varían significativamente de un individuo a otro, los autores recomiendan que se adapte la intervención a las necesidades específicas del individuo, incluida la elección de actividades, nivel de apoyo brindado, el tipo de capacitación (individual o grupal), cantidad de práctica brindada, y la progresión de actividades durante el entrenamiento.

Fuente: Biblioteca Brincar

Boletín de noticias